Estrés enemigo de la salud


Eso que dicen las abuelitas de “No hagas corajes hija que te vas a enfermar” es muy cierto. Al someter a nuestro cuerpo a un estrés no saludable, llevamos a nuestras células a un proceso de inflamación celular y al mismo tiempo desatamos una cadena de hormonas que a la larga nos llevan a subir de peso. No pretendo explicar a fondo este tema tan complejo, pero si darte una idea general de qué es lo que sucede.

Empecemos por definir lo que es el estrés. El estrés es la alteración física o psíquica de un individuo por exigir a su cuerpo un rendimiento superior al normal. Es importante aclarar que el cuerpo normalmente está bajo un estrés necesario y saludable, el problema es cuando este estrés es en exceso y daña al cuerpo. Por ejemplo: en situaciones como el ejercicio, el estrés producido es necesario para que el cuerpo pueda irrigar más sangre a los músculos. Es decir, hasta cierto punto, el estrés en el cuerpo es necesario para sobrevivir.

Unas de las tantas posibles causas del estrés en el cuerpo:

  • Saltarse comidas

  • Comer alimentos muy procesados, edulcorantes, bebidas excitantes como café, refrescos, alcohol, azúcar.

  • Preocupaciones

  • Ansiedad

  • Enojo

  • Nervios

  • Malas relaciones

¿Qué pasa si tu cuerpo entra en un estado de estrés no saludable?

El cuerpo entra a un proceso que se llama “Respuesta fisiológica del estrés”. Ésta es la reacción que produce el cuerpo ante los estímulos estresores.

Ante un peligro, el cuerpo se prepara para combatir la amenaza. El cuerpo no diferencia si el peligro es que se apareció un león en frente de ti o si te saltaste una comida. Simplemente detecta peligro y actúa ante el.

Prepararse para un peligro significa tener a su disposición mayor cantidad de nutrimentos de lo que normalmente necesitaría. Por ejemplo obtener energía rápidamente para poder correr del león. Ésta energía la obtiene de la glucosa y ¿Cómo obtiene glucosa de manera rápida? Desatando una serie de respuestas hormonales:

  • Primero aumentan las llamadas hormonas del estrés (adrenalina y cortisol principalmente).

  • Por un lado liberan glucosa del músculo para obtener energía inmediata. Si ésta glucosa no es utilizada es guardada como grasa.

  • Por otro lado el cortisol también hace que la tiroides lleve a cabo acciones para guardar grasa.

  • El cortisol también disminuye la masa ósea y aumenta la presión sanguínea

Consecuencias del estrés:

  • Aumento de grasa

  • Libido bajo

  • Sistema inmune bajo

  • Apatía, indiferencia

  • Antojos de salado

  • Memoria y atención bajas

  • Insomnio

  • Fatiga

¿Qué hacer?

  • Ejercicio

  • Respiraciones, meditación

  • Alimentación saludable

  • Suplementación adecuada (rhodiola, complejo B, ashwagandha etc.)

La otra cara de la moneda es que el placer produce endorfinas que estimulan la producción de serotonina (neurotransmisor de la felicidad) que a su vez estimula la producción de la hormona tioroidea “quema-grasas”.

En resumen: hacer ejercicio y comer saludablemente, ayuda significativamente a mantener el estrés bajo control y aprovechar los procesos hormonales a nuestro favor para no almacenar grasa .

#monicapamanes #nutriologamonica #dieta #salud #estres #nutrition #health #nutricion