¿Qué es la Nutrición Funcional?


La Nutrición Funcional deja de ver al paciente como una persona enferma y comienza a investigar sus signos y síntomas para impulsar a que su organismo pueda mejorar su salud apoyando las áreas del cuerpo que necesitan más atención. Se basa en restaurar las funciones del cuerpo.

Se trabaja con la persona como un ser integral; no solamente la parte física, también estilo de vida y temas emocionales y/o psicológicos.

Se busca que todos sus sistemas trabajen de la mejor manera. Por lo tanto, se investiga salud intestinal, estudios bioquímicos para ver vías de desintoxicación, nutrientes, metabolismo, hormonas, estrés etc. También se toman en cuenta signos y síntomas de falta de nutrientes y/o exceso de bacterias, hongos, parásitos y toxinas.

Considera:

  • Antecedentes

  • Eventos importantes en la vida

  • Salud intestinal

  • Balance inmune e inflamatorio

  • Estrés

  • Vías de desintoxicación

  • Hormonas

  • Emociones, pensamientos, vida social

  • Sueño y relajación

  • Ejercicio

  • Nutrición e hidratación

En base a toda la información recabada por el profesional, se realiza un plan individualizado que puede o no incluir también suplementos como omegas, vitaminas, minerales, etc. para trabajar en pro de la salud de la persona.