¿Ansiedad?


Es una respuesta del cuerpo cuando se siente en peligro y tiene miedo. Este peligro puede ser desde un riesgo de muerte hasta una situación emocional o psicológica que te amenaza.

Funciona para protegerte, para hacerte huir o atacar. Es un mecanismo adaptativo normal y funcional que hemos satanizado bastante. Puede alterarse y convertirse en un trastorno, pero yo aquí me refiero al mecanismo no alterado.

Cuando sentimos ansiedad, lo más común es que queramos dejar de sentirla y hacemos lo posible por “apagarla”. ¿Cómo? Comiendo, viendo la TV, trabajando en exceso, etc. ¿Te suena? Lo único que pasa con estos distractores es que no dejamos que la ansiedad se mueva.

¿Qué hacer cuando tienes ansiedad?

  • Déjate sentirla. Quédate con ella. Mientras más busques huir de la ansiedad, más grande se hará.

  • Pregúntate ¿de qué tengo miedo? Y escribe todo lo que te venga, aunque parezcan cosas incoherentes.

  • Respira. La respiración mueve la energía.

  • Muévete. Como tu sientas que lo necesitas: sacudiéndote, yéndote a hacer ejercicio, “marchando” para bajar la energía etc.

  • Ponle voz. Mover la voz también es mover la energía. Deja que salgan palabras o sonidos que te vengan.

Al atravesar y mover la ansiedad, el miedo a ésta puede que disminuya y con ello, las conductas que haces para intentar no sentirla.