Contacto y retirada


Todo existe como ciclos, como fenómenos que aparecen, se transforman y se van. A las etapas generales de estos ciclos, se les conoce como:

  • Contacto: es ir a satisfacer nuestra necesidad. Ya sea comida, relacionarnos con alguien o lo que el ambiente me ofrezca que yo necesite.

  • Retirada: es digerir y disfrutar de la necesidad que acabo de satisfacer. Soltar, no aferrarnos, estar con nosotros e integrar lo que en el contacto obtuvimos.

Lo ideal sería relacionarnos también así; contactar con el otro o con lo que necesitamos y después de satisfacer la necesidad, retirarnos. Sin embargo esto no es lo que comúnmente pasa. Si no confiamos en los demás o en el ambiente y pretendemos que todo lo podemos solos, entonces nos va a costar contactar, pedir lo que necesitamos o ir por eso. Pero si lo que nos cuesta es retirarnos, entonces estaremos en relaciones donde no queremos estar o comiendo sin hambre o en las necesidades del otro sin ver las nuestras.

En la medida en la que estemos más en contacto con nosotros, con nuestras necesidades, será más fácil no adherirnos ni al contacto ni a la retirada y más bien ir y venir entre estos conforme lo vayamos requiriendo.